martes, junio 20

DÍA DEL PADRE

https://www.youtube.com/watch?v=n3EDQ33GosU
Canciones que nunca tendría que haber olvidado,

 Porque cuando sentís que te rompes en mil pedazos, que ya ni vale la pena. Porque a veces te gustaría ser como ese ser horrible a quien no le importa, que puede pasar semanas sin hablarte. Esa persona a la que le diste un regalo, una ofrenda de paz, el día del padre, y todavía no te dijo ni gracias. Esa persona que hace años te saca las energías de levantarte, ni de escribir.

lunes, septiembre 12

Antes

Y supongo que antes era feliz, o que directamente era otra persona. Ahora solo me dedico a extrañarte, a olvidarte, a reencontrarte, a esfumarte y que vuelvas a aparecer. Supongo que cuando ayer me preguntaron si era feliz, ni siquiera lo pense. Ni siquiera quiero pensarlo, en volver a mi vida sin vos. Diran que soy extremista, pero el amor joven es asi, extremista hasta los huesos. Donde las noches despues de vos son mas oscuras, y los dias no se ocupan con nada. Supongo que con ver tus fotos no voy a hacer que vuelvas, pero por lo menos sigo guardando este lugar en mi corazon, en mi cama, ese estante de mi armario, para vos. Para cuando quieras regresar a una vida feliz. Supongo que solo queda el consuelo de poder transformar 24 horas de pensamientos desordenados en un conjunto de palabras que intentan ser un texto. Pero no tiene logica. Como tampoco tienen logica estas horas, dias, semanas sin vos. Supongo sere otra idiota de 23 años intentando organizar sus ideas para que su vida no sea un caos, otra vez. Supongo que despues de dos años y medio no habia cambiado tanto. Todavia queda esa oscuridad que habias llenado. Todavia queda esa nada.

jueves, junio 30

Cascos en el suelo

La casa de Asterión

[Cuento. Texto completo.]

Jorge Luis Borges


Y la reina dio a luz un hijo que se llamó Asterión.
Apolodoro: Biblioteca, III,I

Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito)1 están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aqui ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la Tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que no hay una cerradura? Por lo demás, algún atardecer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el Sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, creo, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madre; no puedo confundirme con el vulgo; aunque mi modestia lo quiera.
El hecho es que soy único. No me interesa lo que un hombre pueda trasmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Las enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprendiera a leer. A veces lo deploro porque las noches y los días son largos.
Claro que no me faltan distracciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suelo, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. (A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos). Pero de tantos juegos el que prefiero es el de otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta oAhora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya veras cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.
No sólo he imaginado esos juegos; también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce (son infinitos) los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes. La casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Eso no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce (son infinitos) los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado Sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el Sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.
Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensangriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que, alguna vez llegaría mi redentor. Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?
El Sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre.
-¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro apenas se defendió.

domingo, enero 24

Domingo, 24 de enero de 2016

Después de tantos años entro acá  para darme cuenta de que hasta mis peces que antes estaba tan obsesionada por alimentar, me abandonaron. No es que no esté acostumbrada ya, pero volver a recordarlo siempre deja algo. O tal vez después de tanto encontré otro cable a tierra, o estoy más alejada que nunca. Con ganas de seguir viviendo totalmente entumecida, abstraída de la realidad, de mi realidad. Seguir viviendo sorda y ciega y sin memoria y sin una puta ancla que me arrastre hacia abajo. Después de tantos años entro acá para darme cuenta de que a veces seguimos siendo los mismos aunque nos pasamos la vida tratando de ocultarlo. Que a veces un domingo de soledad puede ser más peligroso de lo que creíamos.

jueves, noviembre 5

DreamGirl

You want all my love and my devotion
You want my loving soul right on the line
I have no doubt that I could love you forever
The only trouble is you really don't have the time
You've got one night only, one night only, that's all you have to spare
One night only, let's not pretend to care
One night only, one night only, come on big baby come on
One night only, we only have 'til dawn
In the mornin' this feelin' will be gone
It has no chance goin' on
Something so right has got no chance to live
So let's forget about chances, its one night I will give
One night only, one night only, you'll be the only one
One night only, then you'll have to run, oh
One night only, one night only, there's nothin' more to say
One night only, words get in the way
One night only, one night only, one night only.
 

martes, octubre 13

Paranoia

¿Cómo te va? tanto tiempo, me hacías muerto
yo no esperaba encontrarte, menos acá en el desierto

Quedaron las cosas claras desde hace rato
no me mirás, no te miro, ese era el trato
¿por qué me jugaste en contra, si no era lo que buscabas?
quedarte en casa conmigo, ¿qué te costaba?


ahora estoy libre tu sombra, libre de mi
libre de tu sombra, libre de mi

miro tus ojos y no veo nada bueno
el aguijón no lo tengo, pero me queda el veneno

y ahora querés convencerme de que estoy viejo, de que estoy loco
me miro y no me sorprende, puede ser, solo un poco
quisiste cortar camino, hacer todo a tu medida
te quise cerrar la puerta y tardé toda la vida

pero estoy libre tu sombra, libre de mi
libre de tu sombra

libre de tu sombra, libre de mi
libre de tu sombra, libre de mi


https://www.youtube.com/watch?v=YjLzj3scDzg

lunes, mayo 5

A LA IZQUIERDA DEL ROBLE - MARIO BENEDETTI

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
en el que uno puede sentirse árbol o prójimo
siempre y cuando se cumpla un requisito previo.
Que la ciudad exista tranquilamente lejos.

El secreto es apoyarse digamos en un tronco
y oír a través del aire que admite ruidos muertos
cómo en Millán y Reyes galopan los tranvías.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico siempre ha tenido
una agradable propensión a los sueños
a que los insectos suban por las piernas
y la melancolía baje por los brazos
hasta que uno cierra los puños y la atrapa.

Después de todo el secreto es mirar hacia arriba
y ver cómo las nubes se disputan las copas
y ver cómo los nidos se disputan los pájaros.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
ah pero las parejas que huyen al Botánico
ya desciendan de un taxi o bajen de una nube
hablan por lo común de temas importantes
y se miran fanáticamente a los ojos
como si el amor fuera un brevísimo túnel
y ellos se contemplaran por dentro de ese amor.

Aquellos dos por ejemplo a la izquierda del roble
(también podría llamarlo almendro o araucaria
gracias a mis lagunas sobre Pan y Linneo)
hablan y por lo visto las palabras
se quedan conmovidas a mirarlos
ya que a mí no me llegan ni siquiera los ecos.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero es lindísimo imaginar qué dicen
sobre todo si él muerde una ramita
y ella deja un zapato sobre el césped
sobre todo si él tiene los huesos tristes
y ella quiere sonreír pero no puede.

Para mí que el muchacho está diciendo
lo que se dice a veces en el Jardín Botánico

ayer llegó el otoño
el sol de otoño
y me sentí feliz
como hace mucho
qué linda estás
te quiero
en mi sueño
de noche
se escuchan las bocinas
el viento sobre el mar
y sin embargo aquello
también es el silencio
mírame así
te quiero
yo trabajo con ganas
hago números
fichas
discuto con cretinos
me distraigo y blasfemo
dame tu mano
ahora
ya lo sabés
te quiero
pienso a veces en Dios
bueno no tantas veces
no me gusta robar
su tiempo
y además está lejos
vos estás a mi lado
ahora mismo estoy triste
estoy triste y te quiero
ya pasarán las horas
la calle como un río
los árboles que ayudan
el cielo
los amigos
y qué suerte
te quiero
hace mucho era niño
hace mucho y qué importa
el azar era simple
como entrar en tus ojos
dejame entrar
te quiero
menos mal que te quiero.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero puedo ocurrir que de pronto uno advierta
que en realidad se trata de algo más desolado
uno de esos amores de tántalo y azar
que Dios no admite porque tiene celos.

Fíjense que él acusa con ternura
y ella se apoya contra la corteza
fíjense que él va tildando recuerdos
y ella se consterna misteriosamente.

Para mí que el muchacho está diciendo
lo que se dice a veces en el Jardín Botánico

vos lo dijiste
nuestro amor
fue desde siempre un niño muerto
sólo de a ratos parecía
que iba a vivir
que iba a vencernos
pero los dos fuimos tan fuertes
que lo dejamos sin su sangre
sin su futuro
sin su cielo
un niño muerto
sólo eso
maravilloso y condenado
quizá tuviera una sonrisa
como la tuya
dulce y honda
quizá tuviera un alma triste
como mi alma
poca cosa
quizá aprendiera con el tiempo
a desplegarse
a usar el mundo
pero los niños que así vienen
muertos de amor
muertos de miedo
tienen tan grande el corazón
que se destruyen sin saberlo
vos lo dijiste
nuestro amor
fue desde siempre un niño muerto
y qué verdad dura y sin sombra
qué verdad fácil y qué pena
yo imaginaba que era un niño
y era tan sólo un niño muerto
ahora qué queda
sólo queda
medir la fe y que recordemos
lo que pudimos haber sido
para él
que no pudo ser nuestro
qué más
acaso cuando llegue
un veintitrés de abril y abismo
vos donde estés
llevale flores
que yo también iré contigo.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
que sólo despierta con la lluvia.

Ahora la última nube a resuelto quedarse
y nos está mojando como alegres mendigos.

El secreto está en correr con precauciones
a fin de no matar ningún escarabajo
y no pisar los hongos que aprovechan
para nadar desesperadamente.

Sin prevenciones me doy vuelta y siguen
aquellos dos a la izquierda del roble
eternos y escondidos en la lluvia
diciéndose quién sabe qué silencios.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero cuando la lluvia cae sobre el Botánico
aquí se quedan sólo los fantasmas.

Ustedes pueden irse.
Yo me quedo.

domingo, marzo 30

NIGHTMARE

- Pero qué soñas cuando tenes pesadillas? - Me preguntó.
- No me acuerdo.
Pero cómo explicarle que sueño que hay gente en la misma habitación? Cómo decirle que no son espíritus los que me aterrorizan, sino gente de verdad? No falta mucho para que sus caras vuelvan a invadir cada sueño, cada noche, cada día, convirtiéndolos en pesadillas. Es que recuerdo demasiado bien esos rostros y expresiones, sus manos y ropa, cada noche, cada día, cada minuto y segundo. Ya no se vuelve tan fácil cuando te encontrás acostada en la cama acurrucada contra vos misma escuchando voces en tu cabeza hace media hora, y sentís que hay alguien más ahí. Una presencia. Una persona. No cualquier persona. Ellos. Ellos, los que vienen a buscarme. Ellos, que vuelven desde mi pasado para, una vez más, asesinarme.
Cómo explicarle que hay mucho más de mí de lo que conoce. Cómo hacerlo conocer, si ni yo misma me conozco. Cómo conocerme, si me da tanto miedo. Nunca es bueno revolver entre las cosas del pasado, porque ahí se encuentran todos mis temores y mis fallas y - aunque tal vez suene demasiado grande - mis traumas. Cómo volver a dormir con él si anoche lo desperté una milésima de veces llorando por mis pesadillas. Cómo abrazarlo de nuevo sin contarle con la persona que está viviendo. 
Soy dos personas. Y una grita por dejarse ir al otro lado de la locura para poder descansar de tantas presiones. Y la otra se mantiene cuerda, y se levanta para trabajar todos los días. Hay noches que soy una, días que soy otra.

lunes, enero 27

People fear death even more than pain. It's strange that they fear death. Life hurts a lot more than death. At the point of death, the pain is over. Yeah, I guess it is a friend. 
Jim Morrison
People fear death even more than pain. It's strange that they fear death. Life hurts a lot more than death. At the point of death, the pain is over. Yeah, I guess it is a friend.
Read more at http://www.brainyquote.com/quotes/quotes/j/jimmorriso109347.html#eEQqK3uA8duGZWwm.99
People fear death even more than pain. It's strange that they fear death. Life hurts a lot more than death. At the point of death, the pain is over. Yeah, I guess it is a friend.

Read more at http://www.brainyquote.com/quotes/quotes/j/jimmorriso109347.html#eEQqK3uA8duGZWwm.99

lunes, noviembre 11

I'm sure she doesn't know
How to touch you like I would
I beat her at that one good
Don't you think so?

She's almost 6 feet tall
She must think I'm a flea
I'm really a cat you see
And it's not my last life at all

So don't bother
I won't die of deception
I promise you won't ever see me cry
Don't feel sorry

And don't bother
I'll be fine
But she's waiting
The ring you gave to her will lose its shine
So don't bother, be unkind
 

sábado, octubre 19

My dearest
I've missed you very very much since that last night we were together
And will hold that night especially in my memories for years to come
I've been turning it over and over in my mind lately
I've read you're letter through at least 4 times
And will probably read it more times before I'm through
I've been sitting here
Looking at you're picture and getting more home sick every minute
I've wanted that picture more than anything else I know of
Except of course you, you're self
I keep thinking of you darling
I keep wishing I could be home with you
I want to leave in the worst possible way so I could come home to see you But:
Things don't look to good on that subject
This war has spoiled a lot of things for everyone I guess
I've never been so lonesome in my life as I am right now
I'm completely lost without you darling
I never realized I could miss anyone person so much
I just hope it won't be too much longer till I'm able to be with you again
And live a sane and normal life.

Ayer le dije: 
"No te vayas nunca".

jueves, agosto 8

IN SOMEBODY ELSE'S SKY

Sheets of empty canvas, untouched sheets of clay
Were laid spread out before me as her body once did.
All five horizons revolved around her soul
As the earth to the sun
Now the air I tasted and breathed has taken a turn

Ooh, and all I taught her was everything
Ooh, I know she gave me all that she wore
And now my bitter hands chafe beneath the clouds
Of what was everything.
Oh, the pictures have all been washed in black, tattooed everything...

I take a walk outside
I'm surrounded by some kids at play
I can feel their laughter, so why do I sear?
Oh, and twisted thoughts that spin round my head
I'm spinning, oh, I'm spinning
How quick the sun can drop away

And now my bitter hands cradle broken glass
Of what was everything?
All the pictures have all been washed in black, tattooed everything...

All the love gone bad turned my world to black
Tattooed all I see, all that I am, all I'll be... yeah...
Uh huh... uh huh... ooh...

I know someday you'll have a beautiful life,
I know you'll be a sun in somebody else's sky, but why
Why, why can't it be, can't it be mine.

http://www.youtube.com/watch?v=JfhsRIDh1RQ 

-La última vez que menciono algo sobre vos.

miércoles, agosto 7

EL DÍA QUE ME DEJASTE

Como esos días que te levantas sin alma. Porque es así, es como si ese día tu alma se hubiese quedado entre las sábanas. Te levantás, te mirás al espejo, pero no hay nada que se refleje ahí. Y haces todo el camino hasta el trabajo con la cabeza gacha, esperando que alguien te reconozca, o tal vez esperando estar sola. Auriculares y música hecha para aniquilarse las venas. Llegás y nadie te mira. Porque te pasas ocho horas leyendo un libro sobre gente suicida, sobre jóvenes comúnes, como vos y como yo, pero que esconden otro yo. Y mi alterego se tira de un quinto piso y cuando la cabeza choca contra el suelo y el cerebro queda esparcido, ahí me pierdo. Y camino horas sin rumbo hacia ningún lado, la gente me lleva por delante como si no existiese. Tal vez no exista, y lo único que está recorriendo estas vacías veredas es un recuerdo de lo que solía ser mi cara. Me siento en ese lugar que no conozco y lloro. Y se me caen las lágrimas, brotan de mis ojos incontenibles, imparables, insaciables. Y escribo y escribo y nadie es capaz de responderme. Y me canso y me agoto y me muero intentando de ser escuchada. Me aburro, me alejo. Me muero, me muero me muero me muero sin salida. Me muero you're crying tragic waste of skin. Y me muero y ojalá pudieras quererme y ojalá lo hubieramos hablado antes y ojalá no hubiera llorado y no se hubieran desperdiciado estas lágrimas. Y ojalá no hubiera escuchado etas canciones tristes y te hubiera recordado, asi no te llamaba, así no se desperdiciaba esta sangre. Y ojalá pudieras quererme así como soy, y ojalá la gente no se fuera de viaje y ojalá ya no existieran canciones tristes ni libros ni esta sinfonía. Y ojalá no existieses objetos filosos cerca mío, y ojalá que esta canción se termine, y ojalá que los manchones de pintura negra salgan de mi cara porque mañana tengo que ir a trabajar, y ojalá que se corte toda comunicación conmigo y ojalá adelgace trecientos kilos así alguien podría notarme. Y ojalá nadie nunca más me abrace y ojalá no hubiese probado nunca su torta, y hubiera pasado más tiempo con él. Ojalá hubiesemos hecho menos la guerra y más el amor. Ojalá le hubiese dicho todo en su debido tiempo, y ojalá no hubiera llorado tanto, así no tendría que ver cómo las lágrimas se hacen circulitos y se unen para formar una laguna salada en la mitad de mi mesa. Ojalá no hubiese preguntado, para pasar una noche más en ignorancia, ojalá no hubiese encontrado ese dibujo, ojalá nunca hubiese encontrado el roze de nuestras pieles. Ojalá me hubieras contado más cuentos, y te hubiera confesado mis miedos. Ojalá me hubieses llevado de la mano, y ojalá me hubiese quedado aunque sea con una prenda de tu ropa. Y ojalá hubiese memorizado tu olor, o el color de tus sábanas. Ojalá me hubiese quedado algo más que un recuerdo roto, o de estas uñas calando mi piel. Ojalá alguna vez se borren de mi cabeza los nombres de tus calles, o tu living con el futón en el que tantas veces me enseñaste cómo; y ojalá ya no exista tu cocina helada, con esa heladera rota, o tus muebles home made. Ojalá no te encontrase en bicicleta, y ojalá nunca recuerde la fiesta que compartimos en tu casa. Ojalá estas lágrimas dejaran de caer, y mi ropa abrigase más, para poder dejar de temblar. Ojalá se borren tus palabras y tus caricias en la intimidad de mi colchón, y ya no existan nuestros recuerdos. Ojalá olvide el sonido de tu moto, o el hecho de preocuparme por cada vez que salís en ella; sabiendo que probablemente acabarás caído. Ojalá olvidara tu nombre, o tenerte al alcance de un click en mi computadora. Ojalá no existiesen tus calles ni el camino a tu casa; o tus remeras de Nirvana con las que vas a trabajar. Ojalá olvidase el hecho de que cada canción de Foo Fighters me recuerda a vos, simplemente porque a alguien se le ocurrió decir que te parecías a Dave Grohl. Ojalá olvidase tu barba, tus labios, tus manos expertas, tu manera de llamarme, de susurrarme al oído. Ojalá olvidase mi forma de acariciarte. Ojalá olvidase nuestras palabras compartidas, mis noches entre tus sábanas, y que me abrazaras al dormir porque soy friolenta. Ojalá olvidase cuando te mudaste, y la primera vez que pisé tu casa. Ojalá olvidase haber estado en tu hamaca paraguaya con los vecinos escuchándonos. Ojalá no recordara tus bandas favoritas, y el hecho de subir cada tanto algún video o canción o frase que fuera dedicada a vos; para que la veas y me hables, y seas mío y no de ella. Ojalá no me molestase tanto. Ojalá no me doliese tanto. Ojalá no me hubieses llamado para decirme que te importaba, y lo mucho que me querías. Ojalá esta no huebese sido la primera vez que me lo decías. Ojalá estuvieses cerca para que pudiera abrazarte, o para que veas cuando lloro; por vos. Ojalá no me hubieses llamado, ni me hubieses cortado. Ni me hubieses dicho que me extrañabas, pero que era lo mejor dejar de vernos. Ojalá no te fuese tan fácil admitir que preferís mantener cierta distancia entre nosotros. Ojalá no hubiese encontrado esta canción, y ojalá no te hubiese llorado por teléfono. Ojalá este no fuera nuestro adiós, ni nuestro hasta luego. Ojalá pudiese soportar la vida sabiendo que otra duerme a tu lado. Ojalá éste no hubiese sido el día en que me dejaste.

domingo, julio 14

I know I did us bouth all so wrong,
I know that I'm not always all that strong.
Can I hold you one last time?
To fight the fear that is growing in my mind.
(Now I can hardly remember her face;
Before I met her, I was sad)

viernes, julio 12

Porque suena el timbre, y bajo expectante. Ya sé quién me espera tras esa puerta. Después de meses, vuelvo a reconocerlo esperándome a travéz del vidrio. Y nuestras miradas se encuentran, pero no nuestros labios. El regalo prometido en sus manos; la esperanza de un mundo mejor en su sonrisa. Pero por primera vez no estaremos solos. Sube las escaleras, saluda a mi familia. Oh, ojalá pudiera quedarse aquí conmigo. Todo parece tan natural. Preparo dos tazas de té y lo conduzco a mi cuarto (como si no conociera cada centímetro de mi habitación, mi colchón). Un simple intercambio de palabras, al compás de un acústico de Soda. Y mis ojos se encuentran con los suyos, y retengo mis ganas de decirle todo. No se acerca, no me acerco; entre nosotros, un infinito. Presiento que se acerca la hora; su partida se aproxima, y no puedo hacer nada para que se quede. No puede desearme. "Una eternidad esperé este instante, y no lo dejaré escapar.." resuena en mi interior, acompañado de la voz de Cerati. Nadie podría haberlo explicado mejor. Una eternidad esperé que estuviera acá; si tan solo pudiera quererme. Su corazón busca a aquella que le dejó el dibujo en su cuarto. Imagino su piel rozando y un escalofrío me recorre el cuerpo. Aquella que busqué incansablemente, que encontré, que analicé y me decepcioné. "Un sorbo de distracción, buscando descifrarnos. No hay nada mejor, no hay nada mejor que casa. Té para tres" gritan suavemente mis parlantes. Y es que eso es lo que somos, Té para Tres. Porque lo reclamo como mío, porque me abandona como suya. Y parece adivinar lo que pienso, porque su cara cambia notablemente cuando esto se me viene a la mente. O tal vez sea mi rostro el que grita lo que siento. Lo necesito como mío; pero sólo puedo describirnos como Las tazas sobre el mantel; la lluvia derramada. Un poco de miel, un poco de miel no basta..
Porque en realidad, lo que tuvo la descencia de traer hasta mi casa, es el Cheescake del adiós. Adiós y hasta nunca implícito.