martes, diciembre 27

sumerjámonos en la inmensidad,
si el cielo no le pertenece a nadie. 

domingo, diciembre 25

Y como un muerto viviente estoy pasando este 25 de Diciembre, navidad. Número uno: destemplada (con frío), Numero dos: cansada, muriendo, Numero tres: mojada (con más frío), Numero cuatro: triste, o desepcionada, o abrumada, Numero cinco: enferma (de todas las formas posibles).
Acostada en la mitad de la oscuridad, de fondo la tipica pelicula navideña, con trama poco creible y con finales 100% felices. Un vistaso por la ventana, donde se esconde el sol, dejando un rastro rosa tras de sí. Tapada hasta las orejas, con una lagrima atravezada que no quiere ni salir ni desaparecer. Levanto la vista y veo mi cara poco iluminada por la pantalla de la compu en el espejo, el reflejo me asusta; veo cómo levanta la mano con un cuchillo, intentando asesinarme. Veo odio en esos ojos. Piel de gallina. Me aburro, me duele la cabeza. Malestar post fiesta de navidad (creeria uno).. Pero no, son mis tripas intentando escapar por mi boca. Los tres bocados que comi en estos ultimos dos dias no pueden ser tolerados por mi cuerpo. En mi estomago se licuan dos sanguches de atun, con cocacola, con jugos gastricos. De repente una imagen se me viene a la cabeza, y aquella lagrima atorada en la mitad del camino se decide a bajar por mi mejilla. ¿Que paso anoche? ¿Soy la unica que sufre al verte asi? Sufro y me da miedo, porque no podes ser feliz simplemente conmigo. Necesitar ver colores mientras compartimos una tarde me pone triste. No es tan dificil de comprender lo que digo. Pero no importa, porque siempre soy yo la del problema. Si yo me siento mal, es problema mio; si vos te sentis mal, es problema mio. Cada cosa a mi alrededor lo tomo como si yo fuese la responsable. Aunque sepa que asi no son las cosas en realidad, pero pensarlo asi es .. un problema mio. Y quiero que me salga todo lo que tengo adentro, pero no hay vias de escape. No se como hacer para que todo lo que siento pueda salir de una forma sana. Quiero llorar, tres dias y tres noches. Por eso hoy no me quede en tu casa (sí, porque ya sé que vos estás leyendo esto. Que no sos capas de ver dos fotos mias para ver como estoy, pero sí revisarme todas mis palabras para ver si te revelan algo con que puedas pelear), poruqe necesitaba estar sola para llorar y descargarme. Para llorar y desahogar tristezas, momentos, desiluciones, amores. Tal vez sea una boludez lo que te estoy pidiendo, pero ver que no hagas nada me esta consumiendo el cerebro. Esfuerzo, siempre peleamos por eso; siempre sintiendome culpable mientras vos seguis jugando al compas de los dias. Malabarista de tiempos, pero no puede ser capas de hacer un pequeño esfuerzo. Nada, basicamente nada. Llega un momento en que las llamadas perdidas y las palabras escritas no mejoran la situacion. No me hacen sentir mejor, no me sacan las ansias, no me hacen abandonar mis pensamientos suicidas, no nada. Ya no hacen nada, porque esta persona ya no encuentra soluciones.
(No escribi ni la mitad de las cosas que queria o sentia o pensaba, pero mis manos se cansaron de tipear, mi cerebro de pensar, mis ojos de llorar, mis rodillas de temblar y mi piel de odiar.)
Líneas:
horizontales son para lastimarte;
verticales son para matarte.

¿Cuál toca hoy?
(Que no las veas en mis brazos no significa que no estén ahí)

viernes, diciembre 16

tengo miedo de alimentar tanto a mis peces, que exploten.

NOTA MENTAL:
1. Controlar necesidad mental de darles de comer repetidamente durante el día
2. Aprender a usar una mac
3. Conseguir un disfraz para la fiesta del domingo - preferentemente no de puta barata.

viernes, diciembre 9

BLACK BUTTERFLIES TAKING OVER ME

Y todo se paralizó. Los días comienzan a ser oscuros, todo se detiene alrededor mío. ¿Qué es lo que está pasando? El aire se hace demasiado pesado para respirar. Todo se vuelve confuso en mi corazón, y odio como se siente. Me encantaría que me hundas hacia abajo, hasta ponerme a dormir. Quisiera poder desvanecerme. Debería haberme dejado ir; pero mi cerebro quiere tener el control, hasta matarme las entrañas. Siento que ya es demasiado tarde. El miedo nos inunda, y nuestro mundo está a punto de romperse. Y yo, ya creo que tengo todo lo que puedo soportar. Cada día se vuelve más dificil, es un reto el mantenerse despierta. Es que siento que ya pasamos cada momento, y está tomando todas mis fuerzas, ya no puedo mantener el sentimiento. Mariposas negras amenazan con arrastrarme al infierno. Están dentro mío y desean salir. Me siento como una estúpida en cada palabra que escribo; está matando cada parte de mí. El tiempo se está suicidando. Nuestros cadáveres quedan desparramados por el piso. La sangre recorre las calles, desesperada. Las pupilas se dilatan, temblores de rodillas de solo pensarlo. Un abrazo se esconde por el callejón. Ya no quedan momentos para amar. Las sábanas se están enfriando en mi ausencia. Ya no tengo miedo de irme, con el peso del mundo en mis hombros. El viento en mi cara roza las mejillas, nuestras pieles chocando. Energías que te disparan, dejando una huella en tu corazón. Miradas que se congelan. Oraciones al azar se dibujan en mis paredes. Chorreadas de pintura se encuentran, preparadas para recordarte. Mis pies se agilizan, mi mente se nubla. Unos brazos me rodean, una melodía me abruma. El timbre que suena, ya es momento de salir de casa.
Papá:
Estoy quebrada, pero tengo esperanzas.
Estoy llorando,
mientras una parte mía muere.
No te conozco,
pero todavía quiero.
Decime la verdad,
si alguna vez me quisiste.
Y estas son las confesiones de un corazón roto,
de hija a padre.

(I love you
I love you
I love you
I love you
I love you
I love you
I love you
I love you
I love you 
I love you
I love you 
so why´d you have to go)